Photobucket - Video and Image Hosting Derechos de los Animales

Derechos de los Animales

Los animales no pueden ser objeto de derecho, son tan sujetos de derecho como los humanos.

lunes, diciembre 31, 2007

Primer Post-Justificación teórica



ADVERTENCIA: ESTE VIDEO CONTIENE ESCENAS EXTREMADAMENTE GRAFICAS. SI CREE QUE "JUEGOS MACABROS 3" ES MUCHO PARA USTED ENTONCES NO LO VEA, PERO SI LO HACE, SERA BAJO SU COMPLETA RESPONSABILIDAD.
UNA JUSTIFICACION TEÓRICA

Quien lea esto muy posiblemente se esté preguntando por qué hacer una página alusiva a los derechos de los animales, unos seres inferiores y que están en este mundo al servicio de los hombres. Bueno la respuesta puede parecer simple, pero creemos en una semejanza entre hombres y animales, y por lo tanto en un reconocimiento como sujetos de derecho a ambos. Desde la misma Biblia –si para que vean, el mejor libro de ficción jamas escrito-, se expone al animal como un objeto de apropiación por parte del hombre ya que desde una visión judeo-cristiana, el animal está al servicio del hombre, fueron hechos por Dios para que estos satisficieran nuestras necesidades, y bajo este respecto los animales no tienen ningún tipo de derecho puesto que éstos pertenecen al hombre y deben cumplir los fines para los cuales fueron hechos. La concepción que se tiene de los animales, es que estos son objeto de derecho por parte del hombre, y que éste, está legitimado por una ley divina, además de las condiciones inherentes a él, de apropiarse y aprovechar lo que está en la naturaleza. El ser humano tiene derechos, puesto que estos son connaturales a éste, es decir no se puede entender un hombre sin derechos, ya que esto hace parte de la misma naturaleza humana. Y en virtud de lo anterior el hombre esta legitimado para utilizar todo lo que le permite satisfacer sus necesidades, salvo que al hacer esto vulnere los derechos de otro ser, sin embargo desde una postura judeo-cristiana, es claro que los animales no tiene derechos, ya que esto no es una condición que le es propia a ellos.

De igual forma, filósofos como Aristóteles, Cicerón Y Santo Tomas, basan sus teorías en la superioridad del hombre, y bajo este respecto la legitimidad que tienen de aprovechar lo que la naturaleza les ofrece sin ningún tipo de conmiseración. Aparece entonces Descartes, que establece que es innegable la diferencia entre humanos y animales, y que por lo tanto es absolutamente válido clasificarlos, ya que no pertenecen al mismo nivel. Al referirse a los animales este autor considera que estos son maquinas naturales, es decir son autómatas, y establece que los elementos que diferencian a los unos de los otros son: El Alma, argumentando que los humanos la tienen, los animales no; asimismo La Conciencia, es decir la capacidad de el hombre reconocerse a si mismo, de tener conciencia de su propia existencia. La Capacidad el hombre de experimentar sufrimiento y la ineptitud de los animales no experimentan sufrimiento solo reaccionan ante ciertos estímulos, y finalmente Actos lingüísticos, en donde expone que los humanos tienen la capacidad de comunicarse con otros individuos, los animales son se pueden comunicar, por lo tanto no poseen actos lingüísticos. Siguiendo con lo anterior, Immanuel Kant afirma que sólo los hombres son sujetos morales, y bajo este respecto saben diferenciar entre el bien y el mal, por lo tanto es posible castigar o limitar su proceder. Es decir los humanos tienen la autonomía moral que les permite distinguir y decidir el bien del mal, y por lo tanto son merecedores de derechos ya que son capaces de entender que una conducta es un delito, pero los animales al no tener esa autonomía moral no se pueden autodeterminar y por lo tanto no se le puede medir de igual forma que a un humano.

Ahora bien, tenemos entonces argumentaciones que soportan el hecho que los animales son objeto de derecho. Aparecen concepciones Judeo – Cristianas y filosóficas, en donde se expone que el hombre está legitimado para satisfacer sus necesidades, puede tomar todo lo que está en la naturaleza para cumplir sus propósitos, ya que por una parte hay una ley divina que lo permite, y además porque el hombre es superior a la bestia. Siguiendo este orden de ideas, no importa los medios que utilice para cumplir los fines, el sufrimiento que le puede producir a estos animales, ya que lo único que tiene que hacer el hombre es preocuparse por sí mismo, y si en algún momento él quiere comportarse de una forma mas humana con respecto a laos animales eso esta bien, pero no significa que este cumpliendo algún tipo de obligación o de deber moral.

Después de lo expuesto anteriormente, nos preguntarnos si esos argumentos son realmente válidos. La concepción judeo-cristiana basa su razonamiento en la creación, en una ley divina, pero no tiene fundamentos lo suficientemente fuertes para hacer una verdadera distinción entre hombre y animal, lo único que hace es establecer que unos fueron creados para el servicio de otro, pero no va mas allá, no muestra el por qué los considera como diferentes, basar la vida de los animales en un mito creacionista, es una respuesta simplista a un problema un poco mas trascendental en decir que los hombres ganan por ser humanos. De igual forma los argumentos de filósofos como Aristóteles, Cicerón y Santo Tomas, son argumentos sumamente peligrosos, ya que hablan de superioridad del hombre, y a través de la historia hemos visto como el poder de un discurso de superioridad ha traído graves consecuencias a la humanidad. Hablar de una superioridad del hombre frente al animal es una concepción antropocentrista, que elimina de tajo la posibilidad que los animales tengan algún tipo de derecho ya que la posición, egocéntrica de los humanos exigen que hay algún otro ser que los venera y sobre el cual ejercen algún tipo de poder. Utilizar razonamientos de superioridad implica legitimar actuaciones violentas y destructivas, no solamente a lo que hace referencia los animales sino al humano mismo, puesto que al hacer clasificaciones de sujetos que no pueden recaer en ninguna, se justifica actuaciones exterminadoras para el mejoramiento de la raza. Siguiendo este orden de ideas, el planteamiento expuesto por Descartes presenta a los animales como simples marionetas, simples entes programables que dan una respuesta condicionada. Asimismo Kant establece que los animales no se autodeterminan. A lo que se responde que los humanos desde niños también son seres que se programan, que se les inculca como deben comportarse y se les establece que es el bien y que es el mal, al igual que los animales, nacen en tabula rasa y un “ser superior” –padre, madre, amo- les dicen como deben comportarse desde ese momento en adelanta, ¿así que cual es la diferencia??’, los animales y los humanos tienen el mismo punto de partida.

Según lo expuesto anteriormente, se exponen como no existe una diferencia radical entre hombre y animal, no son antagonistas de una misma historia, todo lo contrario son una sola. Para finalizar, si bien es claro que no se puede pedir que los animales tengan derecho a votar, a participar en elecciones populares –aunque ya hay gran cantidad de ratas en estos lugares- , y a otro tipo de derechos, es claro que merecen respeto en un mínimo de derechos, como es el que se les respete la vida, y su dignidad. Somos conscientes que estos planteamientos van en contra de los intereses de los humanos, pero de vez en cuando es necesario mirar mas allá de nuestro propio ser, y entender que hay algo más que la satisfacción de nuestras necesidades.
No sea bestia, no maltrate al animal !!!!!

Al referirse a los animales, algunos los llaman bestias por ser unos seres sin ley, rudos y torpes, pero creemos que el trato que los humanos le dan a los animales, puede considerarlos como unas verdaderas bestias. Es claro que no vamos ha llegar al punto de decir que no vamos ha utilizar animales para satisfacer nuestras necesidades, pero no por eso aceptamos que para cumplir estos fines los animales sean sometidos ha tratos denigrantes y grotescos. Aunque no lo crean, sí, sí comemos carne, nos encanta un plato de carne de res bien preparado, y creemos que los vegetarianos se privan de uno de los mejores placeres del mundo, sí nos encanta montar a caballo y cabalgar como si el fin del mundo estuviera justo detrás de nosotros, sí nos hemos vacunado de cuanta cosa hay y hemos tomado las medicinas correspondientes para curar nuestras heridas. Sí no lo negamos, utilizamos a los animales para nuestros fines, pero lo anterior no implica que no reprochemos la forma en que se trata al animal. Quien lea esto puede pensar que somos unos hipócritas, al hacer un blog en pro-derechos de animales mientras que por el otro lado utilizamos sus servicios y los productos que de ellos salen. Pero es que todo depende de cómo se hagan las cosas. Que alguien nos explique por qué es necesario infringirle un sufrimiento mayor a un animal que de por si ya va ha ser sacrificado, cual es la razón de no utilizar métodos que no los torturen. Por qué al humano se le da la posibilidad de morir dignamente y al animal no?. Cual es la razón por la cual en vez de sacrificar a un animal sin infringirle mas angustias de las propias a la suerte que le toco, se opta por utilizar métodos que los lastimen mas. Alguien puede responder que es por los costos de producción, y que en un sistema capitalista no es permitido que se desperdicien recursos ya que se esta en una carrera para obtener la mayor cantidad de beneficios. Posiblemente es cierto. Pero esto justifica causarle aun mas daño a un animal?? Hasta que punto nuestro pensamiento antropocentrista es permitido. Si bien vamos a tomar provecho de un animal por que hacerlo sufrir?? Es que acaso el humano prefiere que antes de que lo maten lo torturen??, estamos seguros que todos preferimos que nos den un balazo en la cabeza antes de tener que soportar sufrimientos innecesarios ante nuestra ya anunciada muerte. Entonces que alguien nos explique que los hacen creer que los animales les gusta el dolor que se les causa antes de su muerte. Si vamos a utilizarlos al menos respetemos unos presupuesto básicos. En conclusión No sea bestia, no maltrate al animal, no le infrinja un daño injustificado.

viernes, noviembre 10, 2006

Legislación colombiana - Artículo 265 Código Penal




ARTICULO 265. DAÑO EN BIEN AJENO. 14 de la Ley 890 de 2004, a partir del 1o. de enero de 2005. El texto con las penas aumentadas es el siguiente:> El que destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe bien ajeno, mueble o inmueble incurrirá en prisión de dieciséis (16) a noventa (90) meses y multa de seis punto sesenta y seis (6.66) a treinta y siete punto cinco (37.5) salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor.

La pena será de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses de prisión y multa hasta de quince (15) salarios mínimos legales mensuales vigentes, cuando el monto del daño no exceda de diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Si se resarciere el daño ocasionado al ofendido o perjudicado antes de proferirse sentencia de primera o única instancia, habrá lugar al proferimiento de resolución inhibitoria, preclusión de la investigación o cesación de procedimiento.

Comentario:

Aunque en un principio lo que esta norma quiere proteger en parte es a la mascota de una persona como un bien, la idea es lograr que justamente ese animal deje de ser visto como un "bien" y sea sujeto. Por lo que se espera pronto una reforma que tipifique el "maltrato a un animal".

Legislación colombiana - Decreto reglamentario 497 de 1973




DECRETO REGLAMENTARIO 497 DE 1973

Sumario

Este decreto reglamento la ley 5 de 1972, en la cual se disponía la obligación para todos los municipios de tener juntas para la protección de animales, cabe resaltar de este decreto la apreciación que hace en su artículo tercero de que se consideran malos tratos:

El decreto dispone:
“Articulo tercero… Parágrafo: se consideran malos tratos:
1. Practicar acto de abuso o crueldad en cualquier animal
2. mantener a los animales en lugares anti-higienicos (…)
3. obligar a los animales a realizar trabajos excesivos o superiores a sus fuerzas (…)
4. Golpear, herir o mutilar cualquier órgano de manera voluntaria y sin fin especifico (…)
5. Abandonar al animal herido, enfermo, extenuado o mutilado o dejar de proporcionarle todo lo que humanitariamente se le pueda prever.
6. No dar muerte rápida libre de sufrimiento prolongado ( …)
(…)

Este decreto a demás de dar un gran paso con respecto a la definición de tratos crueles, hace que la comunidad tenga como obligación la protección a los animales y que sea dentro de las políticas que cada municipio obligación tener este tipo de juntas y obligación para los ciudadanos no irse en contravia de lo dispuesto por ley.

Legislación colombiana - Ley 9 de 1979


LEY 9 DE 1979
Comentario

Por la cual se dictan medidas sanitarias

En el marco de una regulación escasa en materia de legislación ambiental y como resultado de una preocupación clara en materia de salubridad pública se determino esta ley, pero que ampliamente tiene implicaciones en el campo de la protección a los animales, es así como en algunos de sus artículos desde el 307 hasta el 363 regula como se dará tratamiento a la situación de los alimentos que tienen directamente que ver con la elaboración de productos derivados de la Carne, que lógicamente implican sacrificios, por lo tanto esta regulación tiene un gran desarrollo en materia de la protección a la crueldad animal.

El artículo 328 dispone:
“Solo se permitirá el sacrificio y sangrado de los animales por métodos que apruebe el ministerio de salud”
Esas situaciones que el ministerio contempla son situaciones que no traen consigo sufrimiento sino por el contrario son situaciones en donde el animal tiene una gran preponderancia, ahora bien el sacrificio debe ser regulado por normas de carácter interno dentro de los mataderos, y a su vez estos deben tener un control de los organismos encargados de ka salud pública.

Legislación colombiana - Ley 5 de 1972


LEY 5 DE 1972
Sumario
Por la cual se prevé el funcionamiento de las juntas defensoras de animales

Dentro de esta ley encontraremos que el legislador colombiano dispuso la posibilidad de que en cada uno de los municipios del país tenga una junta defensora de los animales, es por esto que el artículo primero dispone: “las juntas debe tener un comité integrado así: el alcalde o su delegado, el párroco o su delegado, el personero municipal o su delegado un representante del secretario de agricultura y un delegado elegido por las directivas de los centros educativos locales”

Lo anterior nos permite ver que para las comunidades es importante tener representantes de diferentes sectores que se comprometan con la situación del maltrato animal que algunos seres vivientes tienen.

Ahora bien el artículo cuarto impone las posibilidades que tiene dicha junta para sancionar a los que resulten responsables de actos de crueldad, de maltrataos o de abandonos de los animales, es así como la ley dispone: “Mediante resoluciones motivadas dictadas por el alcalde municipal, mediante el ejercicio de sus funciones y motivadas por las juntas podrán ser impuestas multas…”

Finalmente la ley dispone que los dineros recogidos de esto se destinaran al funcionamiento de las oficinas donde funciones dichas entidades.

Esta ley entro en vigencia el 20 de septiembre de 1972.

Photobucket - Video and Image Hosting Photobucket - Video and Image Hosting Photobucket - Video and Image Hosting